buscar en esta web

viernes, 5 de marzo de 2021

Efemérides de Marzo 2021.

El primer día de marzo de este año se cumplían 39 años de mi pertenencia al Club de Karate Do Herbert. Me acerco a las cuatro décadas de práctica de este maravilloso Arte Marcial.

Como cada año, quise celebrarlo de algún modo con mis alumnos, y en esta ocasión, aprovechando que fue festivo en Andalucía, almorzamos algunos de nosotros en el restaurante Foster’s Hollywood del Centro Comercial Lagoh.

Foster’s Hollywood (C.C. Lagoh, 1-3-2021)
Foster's Hollywood (C.C. Lagoh, 1-3-2021).

Alumnos tras la clase del 3 de marzo de 2021.

Un par de días después y ya en clase, el 3 de marzo, brindamos después del entrenamiento que en esa ocasión dedicamos al trabajo de Randori.

Con los alumnos peques y adultos tras sus respectivas clases (3-3-21).

Por otro lado, mientras escribo estas líneas, se cumple un lustro del fallecimiento de nuestro compañero Fali (Rafael Canela). Desde aquí quiero dejar nuestro recuerdo a una persona tan espléndida como fue él, y a quien recordamos los antiguos del Dojo Herbert. 

En la imagen lo vemos a él a mediados de los años 80 acompañado de otro excelente karateka. Se trata de Franky, gran competidor y mejor persona.

A la derecha, Fali junto a Franky en los 80.
Raúl Cabral.

martes, 16 de febrero de 2021

El Eku (Remo).

El Eku o Eku Bo (también escrito eiku, ekku o ieku) es un arma de Kobudo originado en Okinawa a partir del remo usado por los pescadores japoneses en la antigüedad. En realidad, el nombre hace referencia al tipo de madera utilizada en su manufactura. De 160 cm de largo -unos 3 cm de diámetro en el mango y unos 10 cm en el ancho de la pala- dicho remo fue reconvertido en arma para defenderse de otras más convencionales como la Katana. Se dice que el Eku representaba a la Naginata o alabarda (la zona ancha en sustitución de la cuchilla de la citada Naginata). El Eku, fabricado generalmente de maderas duras pero poco pesadas, termina ligeramente en punta y los lados de la paleta son algo distintos; uno es curvado y el otro tiene forma de cresta.

Generalmente, el Eku se comienza a aprender a usar tras cierto manejo previo del Rokushakkubo (coloquialmente conocido por Bo), que es el bastón largo, más ligero que aquél. Al contrario que el Bo, el Eku tiene el centro de gravedad desplazado, con lo que su manejo es considerado más difícil. Debido a su asimetría, en su uso se dan más técnicas de ataque que de defensa. Muchos de estos ataques buscan imprimir un gran impulso en las técnicas de trayectoria circular. La cuchilla también se usa para crear presión en el aire de modo que el remo adquiera una mayor aceleración. Como curiosidad podemos apuntar que los pescadores, cuando luchaban en la playa, podían arrojar arena a los ojos del oponente con el extremo de la paleta, y cuando estos levantaban la cabeza para eludir la arena, se encontraban con infinidad de golpes dirigidos al cuello aprovechando esa circunstancia.

Para ilustrar esta entrada, adjunto un vídeo en el que realizo una humilde ejecución del Kata de Eku que me mostró hace unos años el maestro de Karate Do Goyu Ryu Miguel García, uruguayo de nacimiento y español de adopción.
Raúl Cabral.

miércoles, 3 de febrero de 2021

10 Aspectos de las Artes Marciales como Herramienta Educativa.

Hace no mucho, el maestro Juan Antonio García (5º Dan de Karate Do) escribió el siguiente artículo sobre los beneficios de las Artes Marciales para con la educación de nuestros pequeños. Espero sea del interés de los lectores de esta página.


10 Aspectos de las Artes Marciales como Herramienta Educativa:


Las Artes Marciales se desarrollaron inicialmente para la guerra y el combate, pero con el tiempo se han ido reinventando como una forma de contribuir al desarrollo y a la educación integral de las personas, lo que las ha llevado a ser populares entre los más jóvenes. En este contexto y con esta finalidad educativa, las Artes Marciales se han destapado como una excelente herramienta para contribuir a un desarrollo armónico del niño, a la adquisición de valores y a la socialización y adquisición de habilidades para relacionarse con los demás. Pero, ¿por qué son las Artes Marciales una gran herramienta para la educación integral de los niños? Nos disponemos a citaros 10 aspectos de las artes marciales que contribuyen a esta finalidad educativa:


1. Valores y normas de comportamiento

La educación en valores es un concepto que está presente de forma permanente en todos los ámbitos relacionados con la enseñanza y el desarrollo de los niños y la formación de la personalidad para que lleguen a ser buenas personas en el futuro. El respeto, la humildad, la cortesía, el agradecimiento, la no violencia, etc... son considerados fundamentales en la educación de los niños, pues suponen elementos básicos para la convivencia, y son precisamente algunos de los valores fundamentales que se relacionan con las artes marciales. ¿Se os ocurre un contexto más apropiado para fomentar estos valores que una clase de Artes Marciales?


2. ¡Saludo! Externalización de los valores

Bueno, contestando a la pregunta anterior, alguien podría apuntar (no sin razón) que estos valores pueden estar presentes también en cualquier práctica deportiva y que no son exclusivos de las
Artes Marciales. ¿Qué las hace entonces especiales en este sentido? Pues que en un partido de fútbol o en un entrenamiento de voleibol estos valores están implícitos, es decir, forman parte de la práctica, pero esto no se pone de manifiesto externamente. Sin embargo, en una clase de Artes Marciales los valores no solamente están presentes de manera implícita, sino que se manifiestan explícitamente en multitud de ocasiones: en cada saludo al compañero o al maestro o a los maestros de antaño, en la forma de sentarse, en el orden de la fila, en los rituales y verbalización del agradecimiento al final de clase…… y un largo etcétera.


3. Un artista marcial siempre se comporta como tal

Suelo decir a menudo a mis alumnos más pequeños frases como “Un karateka nunca, nunca, nunca pega”. ¿Os imagináis a un profesor de tenis diciendo a sus alumnos “un tenista nunca, nunca, nunca pega”? Suena raro, ¿verdad? Evidentemente, el profesor de tenis no permitirá que sus alumnos se peleen en clase, y desaprobará que lo hagan fuera, pero el comportamiento del alumno como tenista se circunscribe al lugar y horario de práctica. Esto no ocurre con las Artes Marciales. Un artista marcial lo es 24 h. al día, y debe comportarse como tal siempre: en el tatami, por supuesto, pero también en casa, en el colegio, en la calle… Lo que se aprende con el maestro de Artes Marciales se aplica en todo lugar, en todo momento y, con suerte, durante toda la vida.


4. ¡Las artes marciales son divertidas!

Bueno, ¿y qué? ¿qué tiene esto que ver con la educación? Pues… ¡todo! Educar consiste en transmitir. El maestro emite un mensaje y el alumno lo capta y lo asimila…… ¿o no? Todos hemos estado en el colegio, el instituto y la universidad en clases aburridas, de esas en las que llega un momento en el que no se escucha al profesor. El maestro emite un mensaje, pero no llega al alumno. Sin embargo, cuando uno se divierte, cuando está disfrutando haciendo algo, pone en ello los cinco sentidos. No es que el mensaje llegue, es que estamos deseando recibirlo y hacerlo nuestro. Por eso el juego, siempre al servicio del propio Arte Marcial, puede (y tal vez debe) ser una parte fundamental de cualquier proceso educativo o de enseñanza-aprendizaje y, por lo tanto, de las clases infantiles de Artes Marciales.


5. La disciplina: cada cosa tiene su momento

“Hola, Maestro. Le traigo al niño porque es muy inquieto y necesita disciplina”. ¿Cuántas veces habrá ido un padre o una madre con esta idea a una escuela de Artes Marciales? Pues no van desencaminados en absoluto. Generalmente, los ejercicios marciales requieren de gran nivel de coordinación y precisión, lo que obliga al alumno a aumentar considerablemente el grado de concentración y de atención. Es verdad que la práctica le ofrecerá momentos en los que pueda dejarse llevar por sus inquietudes y ser más creativo, pero también habrá muchos otros en los que se le exigirá guardar la compostura y actuar acorde a unos patrones determinados por el correcto desarrollo de la clase. El alumno, por tanto, aprenderá a distinguir estos momentos y a someterse, cuando es necesario, a la disciplina del grupo.


6. El esfuerzo tiene premio: los cinturones

Uno de los cambios fundamentales en la evolución de las Artes Marciales de sistemas de combate a procesos educativos fue la instauración de los grados. ¿Qué supone esto para la enseñanza con niños? Pues, que el proceso de aprendizaje se divide en pequeñas etapas, que hacen a los alumnos tener claro qué deben aprender y tener un objetivo a corto plazo. Esto supone una excelente motivación y además deja claro al alumno lo que se espera de él en cada momento, en qué debe centrarse para progresar y, sobre todo, ¡que el esfuerzo tiene recompensa! Para mí es fundamental fomentar entre mis alumnos la capacidad de trabajo y hacerles ver que el esfuerzo y la constancia son sus principales armas para conseguir todo lo que se propongan, en cualquier ámbito de sus vidas. Creo, personalmente, que este es uno de los mensajes más valiosos que puedo entregarles.


7. Relación con los compañeros a través del contacto físico


Agarrar, tirar, empujar, golpear, derribar, arrastrar, forcejear, proyectar, chocar…… todos estos verbos describen situaciones que se dan constantemente en las clases de Artes Marciales. Y suponen una interacción física, pero también emocional con los demás, en un ambiente en el que es absolutamente imprescindible el respeto y la complicidad, pues de otro modo los alumnos estarían en un permanente conflicto entre sí. Se aprende así a confiar, sabiendo que no hay malas intenciones, y la relación con el compañero se vuelve, de alguna manera y a través del contacto físico, más íntima, más personal. La práctica en parejas favorece aún más esta intimidad, que se va adquiriendo con cada uno de los compañeros con los frecuentes cambios de pareja. Al fin y al cabo, uno no deja que le agarre, le empuje o le golpee cualquiera ¿verdad?


8. Confianza y seguridad en uno mismo

Practicando Artes Marciales, el niño no solamente aprende a confiar en los demás, sino también en sí mismo. Enfrentarse a los compañeros o asumir los retos de un examen, por citar situaciones descritas en los puntos anteriores, suponen un desafío que, una vez superado, les demuestra de lo que son capaces. Y sentirse capaz de manejar estas situaciones es muy importante. En estos tiempos muchos padres pretenden que sus hijos aprendan a defenderse en las clases de Artes Marciales, incluso como medio para combatir en bullying. Aprender a reaccionar en situaciones extremas, incluso para los adultos, es muy complicado. Pero un niño con autoconfianza seguramente podrá afrontar estas situaciones de forma más adecuada que si no se siente seguro de sí mismo. Sentirse seguro y capaz de enfrentarse a problemas y actuar para solucionarlos dará al niño una estabilidad emocional que le ayudará en cualquier situación adversa que se le presente, ya sea una agresión verbal o física, una mala decisión que tiene consecuencias, un problema con los estudios, etc…


9. Desarrollo psicomotriz integral

Hasta ahora hemos abordado los aspectos sociales y emocionales de la educación, pero no debemos olvidar que no solo la mente de los niños está en desarrollo, sino también su cuerpo, y éste es parte también del proceso educativo. Tanto es así que cuestiones que suelen tratarse en la Educación Física como la lateralidad, el esquema corporal o la percepción espacial y temporal afectan de forma determinante a procesos como la lectura y la escritura, por ejemplo. Cuando hablamos de psicomotricidad, que es el concepto a desarrollar en edades tempranas, nos referimos a controlar el cuerpo, a coordinar los miembros superiores e inferiores e identificar en qué posición están en cada momento, a trabajar con ambos lados, a mantener el equilibrio, a respirar adecuadamente, a reaccionar ante un estímulo, a aprender a moverse en el espacio y en relación a otros… ¡todo eso es justo lo que trabajamos con las Artes Marciales!


10. Cualidades físicas, una mejor calidad de vida

Pero cuando los niños empiezan a hacerse mayores, se hace necesario también el trabajo de la condición física para establecer unas bases sobre las que asentarse en un futuro. ¿Es importante estar fuerte, ser rápido, aguantar mucho tiempo un esfuerzo, ser flexible, etc…? Pues, para las Artes Marciales todo esto es importante, por supuesto, pero para la vida diaria, también. La calidad de vida de una persona viene determinada por muchos factores pero desde luego, disfrutar de un corazón fuerte y sano, no tener dolores de espalda o subir y bajar escaleras sin necesidad de parar a recuperarse en cada descansillo son algunos de ellos. Por eso, desde la infancia tardía y la pubertad conviene empezar a construir una buena condición física y precisamente las Artes Marciales trabajan todas las cualidades. ¿En qué clase de Artes Marciales no se trabaja la fuerza, la velocidad, la resistencia o la flexibilidad?

Por esto, por los nueve puntos anteriores y por muchas cosas más, las Artes Marciales son sin lugar a duda una de las mejores herramientas educativas a nuestro alcance. De todos (padres, maestros y alumnos) depende que las clases infantiles de Artes Marciales consigan finalmente el objetivo propuesto: contribuir a la educación y al desarrollo integral del niño.


Juan Antonio García Ruiz (2018).


miércoles, 20 de enero de 2021

Multisalto Funcional 5.

Tras dedicar sendas entradas al Multisalto Funcional (201620182019 y 2020), ahora presento una nueva propuesta de ejercicios de Entrenamiento por Intervalos de Alta Intensidad basados en el ya clásico ejercicio de burpees. 

En esta ocasión se pueden ver dos decenas de multisaltos diferentes donde trabajar -aparte del tren inferior- el tanden (core), el pecho y los brazos. Siempre involucrando nuestro propio peso, y donde la coordinación, el equilibrio y la velocidad se ven comprometidos.

Como comento en entradas anteriores, algunos de estos ejercicios podemos considerarlos de elevada exigencia para según quien los lleve a cabo, con lo cual sería aconsejable desechar los que puedan perjudicar a personas con lesiones en hombros o espalda. Dicho esto, lo cierto es que el trabajo de H.I.I.T. siempre es interesante para fortalecer todo el cuerpo en poco tiempo. Siempre sin abusar, como hacemos en nuestras clases desde hace años.

Raúl Cabral.

viernes, 8 de enero de 2021

40º Aniversario de la Desaparición de Egami (1981-2021).


El 8 de enero de 2021 se cumplían cuatro décadas del fallecimiento del Maestro Shigeru Egami en Tokio, Japón. El que fuera uno de los principales alumnos del fundador del Karate moderno, Gichin Funakoshi, nació el 7 de diciembre de 1912 en la prefectura de Fukuoka, y desde los 18 años empezó a practicar Karate con su mentor, aunque ya había practicado Judo, Kendo Aikido (Morihei Ueshiba). 

Tras la muerte de Funakoshi en el año 1957, el Sr. Egami se dedicó en cuerpo y alma a difundir -junto a Yoshitaka Funakoshi y al Maestro Shimoda- el Karate Do procurando mejorar la reputación de éste por todo Japón e inclusive por Norteamérica, Taiwan y Europa; unos años antes de su fallecimiento viajó a España (Sevilla y Valencia las visitó en 1978), donde el máximo responsable de su estilo en nuestro país -el Sr. Hiruma- se ocupó de darlo a conocer. (Se puede ver la relación de este maestro con  Shigeru Egami en la entrada que hice en esta web en 2012). 

Uno de los compañeros más cercanos a Egami fue el maestro Hironishi, también alumno de Gichin Funakoshi, con el que tuve el honor de entrenar en 1982 en la ciudad de Sevilla.

Evolucionó desde el estilo Shotokan de su maestro hasta la creación de la escuela Shōtōkāi, más fluida, poniendo el acento en la relajación y la eliminación de las tensiones innecesarias a la hora de golpear, y buscando la idea del golpe único y definitivo (no debemos olvidar que la relajación no es incompatible con la contundencia). Procuró eliminar toda técnica poco eficaz, y teniendo en cuenta que daba más importancia a la idea de luchar por mejorarse uno mismo que al concepto de vencer a otros (trascender el combate) no estuvo nunca muy a favor del combate deportivo, pues siguiendo con la estela del trabajo de Gichin Funakoshi, él prefirió centrarse en la búsqueda del auténtico Do y del estudio de la parte más interna y filosófica del Karate. Pasar del Karate Jutsu al Karate Do.

Cumplidos ya los 40 años, Sensei Egami sufrió varias enfermedades (una embolia cerebral lo mantuvo tres meses sin comer, llegando a bajar hasta los 37 kg de peso), y fue el 8 de enero de 1981 cuando una pulmonía acabó con su vida a los 69 años de edad. Ciertamente, Egami sacrificó su salud en busca de esa eficacia que tanto anhelaba, y como nos decía nuestro Maestro Herbert en sus clases, fue más allá de lo razonable en sus duros entrenamientos indagando en la forma de mejorar la técnica, el golpe definitivo. 

Escribió obras como “El Camino del Karate: Más Allá de la Técnica”, “El Corazón del Karate Do" o “Karate Do Nyumon”.

En cuanto al Club de Karate Do Herbert, no quisimos perder la oportunidad de dedicar la clase de tan emblemático día al Maestro Egami, haciendo medio centenar de Taikyoku Shodan por un lado, unos minutos más de lo acostumbrado al Mokuso en Seiza por otro, y cómo no, un rato de Katas. Seguiremos la práctica que, estoy seguro, es la mejor forma de honrar a nuestro fundador.


La clase en Seiza en memoria de Sensei Egami.

A continuación, un breve vídeo con los 50 Taikyoku Shodan que se hicieron en el honor de Egami.

Raúl Cabral.

martes, 29 de diciembre de 2020

Eventos de Diciembre 2020.

Aun siendo un año muy especial motivado por la pandemia que vivimos desde marzo, este mes quisimos celebrar el ya habitual campeonato amistoso de Navidad (ADSKA) en nuestro Dojo, y con nuestros alumnos más pequeños. Fue el 16 de diciembre de este 2020.

Hubo una única categoría (Katas) en este grupo infantil, quedando el podio de la siguiente manera:

1º Alfonso García. 2º Nacho Naranjo. 3º Luis Bazo. 4º Luis Caballero.


Participantes infantiles y tribunal del campeonato.

Por otro lado, el domingo 20 de diciembre tuvimos un almuerzo de confraternidad prenavideño, ya que las limitaciones debidas a la pandemia no permitieron que en esta ocasión celebráramos una cena como era habitual. El evento tuvo lugar en Foster’s Lagoh.

David, Javi, Diego, Raúl y Rabdel en Lagoh (20-12-2020).

Por último, el 23 de diciembre se llevaron a cabo los primeros exámenes del curso, tanto infantiles como de adultos, y solo de Karate. En cuanto a los primeros, aprobaron el cinto Blanco-Amarillo Pablo, Carlitos y Pedro, y el Amarillo-Naranja, Luis

En cuanto a los adultos, Diego superó las pruebas para su 3º Kyu y Juan Antonio para el 4º Kyu. Enhorabuena a todos los aprobados.

Nuevos grados infantiles y adultos del Club Herbert (28-12-2020).

Raúl Cabral.

domingo, 6 de diciembre de 2020

El Ukemi Waza: Más Allá de las Caídas.

En la entrada que se hizo el 12 de octubre de 2010 en esta web se habló del importante trabajo que es en las Artes Marciales el Ukemi Waza (técnicas de caída), pero lo cierto es que conocer los Ukemi es mucho más que caer tras una proyección o derribo.

Etimológicamente, Ukemi se descompone en dos palabras: Uke (del verbo ukeru, “recibir" u “obtener") y Mi (“cuerpo", "uno mismo"). Así, Ukemi podríamos traducirlo, además de “caída", como "recibir con el cuerpo la técnica que corresponda". Es decir, es una forma de defensa que no solo tiene que preservarnos de daños ante un eventual impacto de nuestro cuerpo contra el suelo, sino que debe hacernos estar dispuestos, tras dicho impacto, para seguir la lucha.

Visto todo esto, podríamos afirmar que el Ukemi Waza es mucho más que una caída. Y no quiero decir con esto que un buen conocedor y practicante de los diversos Ukemi tenga que ser un acróbata, sino que deberá saber caer en cualquier situación y contra cualquier proyección, barrido o derribo que se reciba por parte del oponente sin tener que hacer piruetas innecesarias.

En el vídeo que he editado para ilustrar estas líneas, aparecen la práctica totalidad de caídas que se practican en un Dojo y que podemos encontrarnos dentro y fuera del tatami:

  1. Zempo Ukemi: caída de bruces.
  2. Ushiro Ukemi: caída hacia atrás.
  3. Yoko Ukemi: caída lateral (Hidari, por la izquierda y Migi, por la derecha).
  4. Mae Mawari Ukemi (o Zempo Kaiten Ukemi): caída frontal rodada.
  5. Ushiro Mawari Ukemi: caída rodada hacia atrás.
  6. Mae Ukemi: caída frontal planchada.
  7. Hicho Ukemi (en altura): caída frontal ante obstáculo vertical.
  8. Hicho Ukemi (en longitud): caída frontal ante obstáculo longitudinal.
  9. Tobi Ukemi: caída en salto (ante ciertas proyecciones como el Irimi Nage).
Las caídas rodadas hacia adelante pueden ser por la izquierda (Hidari) o por la derecha (Migi), al igual que hacia atrás y que las caídas frontales planchadas.
Los detalles importantes a tener en cuenta a la hora de realizar un Ukemi Waza, como es la colocación de la barbilla cerca del pecho para evitar lesiones de cuello y cabeza, o la posición de los brazos al impactar contra el suelo se tratan ampliamente en la entrada anterior del 12-10-2010 sobre caídas.

Una vez hechos los diversos Ukemi desde la forma básica hasta la más avanzada, podemos ver en el vídeo el Ukemi Kata, que es una “forma” donde de manera igualmente básica y sin apenas impactos se pueden realizar las principales caídas (Zempo Ukemi, Yoko Ukemi, Ushiro Ukemi, Mae Mawari Ukemi y Mae Ukemi). Un modo muy interesante de aprendizaje para el alumno novel que el maestro Eduardo Pardo nos enseñó a los practicantes de Goshin Jutsu hace ya algún tiempo.

Mi agradecimiento a mi Sempai -Javier Juliá- que aparece como ayudante en el vídeo y a Sebastián Guerrero que filma dicho vídeo junto al mismo Javier Juliá.

Raúl Cabral.

jueves, 12 de noviembre de 2020

Kata Kanku Dai.

Kanku Dai es un Kata superior propio de los estilos Shotokan y Shōtōkāi. Se trata de una ‘forma’ larga (quizá la más extensa de estos estilos), compuesta por 65 pasos. Representa el combate contra un total de ocho adversarios. Como ya decíamos en la entrada sobre Kanku Sho, la primera palabra (Kanku) quiere decir “mirada hacia el cielo”, mientras “Dai significa grande (en contraposición a “Sho” que se traduce como pequeño).

Kanku Dai ha tenido hasta la fecha media decena de nombres en Okinawa y en Japón y se dice que fue un diplomático chino practicante de Kenpo quien trajo este Kata desde el gigante asiático a la isla de Okinawa. Otras teorías cuentan que fue un alumno suyo quien lo creó y lo llamó como su maestro -en japonés, Kushanku. Funakoshi lo renombró como Koshokun al llevarlo a Japón y a lo largo de los años dicho nombre fue cambiando a Kanku y a Kanku Dai. El término Dai se agregó cuando Kanku Sho entró a formar parte del programa de Shotokan. Por último, el traductor al inglés del libro de Funakoshi "Karate Do Kyohan" usó la pronunciación okinawense de Kanku, llamándolo Kwanku.

Kanku Dai procede principalmente de la división de los katas básicos Heian por parte de uno de los maestros de Gichin Funakoshi, Anko Itosu, y es uno de los Tokui Kata del fundador del Karate moderno y de la escuela madre del Shōtōkāi, el estilo Shotokan. Funakoshi Sensei solía terminar muchas de sus exhibiciones con este gran Kata.

Algunas de las posiciones características de Kanku Dai son O Dachi, Kokutsu Dachi, Zenkutsu Dachi, Kosa Dachi y Ryote Fuse (posición cercana al suelo con apoyo de ambas manos en el piso).
Así mismo, se pueden apreciar en este Kata técnicas como Tate Shuto Uke, Shuto Uke, Shuto Uchi, Manji Kamae, Yoko Geri, Ura Tsuki Soete, Uraken Uchi, Yoko Tettsui Uchi, Mawashi Empi Uchi, Juji Uke, Nukite o hasta Nidan Geri entre otras.
En cuanto a los desplazamientos, se hacen Kae Ashi, Yori Ashi Oi Ashi.

En el vídeo filmado por Pablo Castro y por mí mismo en el verano de 2001 vemos al maestro Herbert A. Hooykaas realizando Kanku Dai en su Dojo de Sevilla. Dichas imágenes han sido recientemente rescatadas y editadas también por mi persona.

Raúl Cabral.

domingo, 11 de octubre de 2020

Nuevo Grupo de Tai Jitsu. El Embu Randori.

Coincidiendo con el inicio del curso, se va a formar un grupo de Tai Jitsu para dar clases en el Dojo Kisei (sito en el polideportivo Hytasa de Sevilla). En el momento de escribir estas líneas, no está definido el horario concreto, pero presumiblemente será por las tardes y en días laborables, como ocurre con las clases de Karate Do.

El Tai Jitsu (también llamado Nihon Tai Jitsu) es un arte marcial japonés, amparado en nuestro país por la Federación Española de Karate, y por ende, por la Federación Andaluza de Karate. Se trata de una disciplina marcial enfocada especialmente a la Defensa Personal como ocurre con otras como son el Jiu Jitsu, el Goshin Jutsu o el Yawara Jitsu

Al igual que el Aikido o el Karate moderno, el Tai Jitsu es de relativa reciente creación (S:XX), cuando el maestro Mochizuki -alumno que fuera de nombres como Morihei Ueshiba (fundador del Aikido) o Jigoro Kano (que lo fue del Judo)- reordenó el Gokyo correspondiente (programa de técnicas con vistas a la enseñanza), y difundió por el mundo este Arte Marcial (empezando por Francia con ayuda de su alumno Jim Alcheik).

El Tai Jitsu bebe de las fuentes de la Daito Ryu (del maestro Takeda), y por tanto del Aikido. También del Judo, y cómo no, del Karate. Es un Arte Marcial que tiene como principal fin la autodefensa y consta de golpes, luxaciones, proyecciones, estrangulaciones, defensa contra armas y manejo de éstas. Todo esto lo hace muy efectivo ante situaciones comprometidas contra uno o varios adversarios.

Como vídeo ilustrativo se puede ver el siguiente trabajo de Embu Randori o Randori de demostración, presentado por mí y por mi Sempai-el instructor Javier Juliá- en mi pasado examen para 2º Dan de Tai Jitsu y grabado por mi alumna Montaña Oviedo. En él se pueden apreciar algunos de los diferentes grupos de técnicas que más arriba mencionaba. Esto es; Atemis (golpes), Nage Waza (proyecciones) y Kansetsu Waza (luxaciones).

En cuanto a la formación del grupo para las potenciales clases de Tai Jitsu, se podrán dirigir al Dojo Kisei (Av. Hytasa, 10. Sevilla), a mi correo electrónico o por teléfono (ver en esta web en "Datos Personales").

Raúl Cabral.

sábado, 19 de septiembre de 2020

Kata Kanku Sho.


Kanku Sho
 (Kanku: "mirada al cielo”) es así llamado en Shotokan Shōtōkāi, pero 
también es conocido como Kusanku, Chibana No Kusanku, Takemura No Kusanku y Shiho Kusanku entre otros nombres, según el estilo a considerar. Kusanku (o Kosokun), nombrado así en los estilos de Karate Do originales de Okinawa, era el nombre de un diplomático/militar chino que enseñó sus métodos de lucha en la célebre isla. El maestro Gichin Funakoshi, fundador del Karate moderno y de la escuela Shotokan, lo renombró en japonés como Kanku (Sho y Dai).

Kanku Sho fue posiblemente creado por Anko Itosu, uno de los maestros de Funakoshi, y su línea de procedencia es Shuri Te. A esta versión “pequeña” (es lo que "Sho" significa), se le sumaría la versión extendida o grande (“Dai”), e incluso se piensa que existió una tercera -Shiho Kusanku- que apenas ha sobrevivido hasta nuestros días.

Este Kata es bastante exigente desde el punto de vista físico, y también muy contundente, con diversos cambios de ritmo, saltos, desplazamientos en Kae Ashi y Yori Ashi, variedad de posiciones básicas -Kokutsu, Zenkutsu, Kosa Kiba Dachi- y técnicas fuertes -desde Uraken Uchi o Yoko Geri hasta Oi Tsuki pasando por Shuto Uke en caída-. Destacan los Morote Uke iniciales en tres direcciones distintas y los escapes de agarres y defensas contra bastón largo, así como los ataques a extremidades inferiores con mano abierta o Shuto

El maestro José Cáceres del Club Fudoshin, alumno que fuera del maestro Herbert en Sevilla, realiza magistralmente el Kata de Karate Kanku Sho en su versión Shōtōkāi. El vídeo que a continuación vemos está grabado en la primera década del actual siglo en Alcalá de Guadaíra. 

Raúl Cabral.