buscar en esta web

miércoles, 15 de mayo de 2024

Uchi Waza: Golpes Indirectos.

Hiruma Sensei realizando Uraken Uchi al maestro Herbert durante el Bunkai de Heian Sandan.

Conocemos como Uchi Waza a los golpes indirectos de puño, mano abierta, codos e incluso antebrazos, cabeza y hombros. A estos Atemi también se les conoce como golpes circulares por la trayectoria que suelen describir, aunque también incluimos golpes “en corto” o Ate Waza. Se ejecutan con diversas partes de la mano -tanto cerrada como abierta-, y como ya se ha dicho, con otras zonas de las extremidades superiores e incluso con la cabeza.

Los golpes indirectos son un tipo de técnicas muy efectivas por su contundencia, especialmente los realizados con los codos, aunque existen otras partes cuyo resultado es también decisivo. Es quizás el grupo técnico de golpeo más numeroso que existe (más que los directos y las patadas). Aun tratándose de técnicas indirectas, hay algunas cuya trayectoria puede considerarse prácticamente rectilínea, pero por su naturaleza se incluyen en este grupo. Es el caso del Seryuto Uchi.

A continuación veremos una lista de golpes indirectos protagonizados por todas las partes que componen las extremidades superiores y la cabeza, comprendiendo que podrían incluirse algunos más según al budoka o al profesor al que le preguntáramos.

Clasificación de Uchi Waza:

  1. Mawashi Tsuki (golpe circular con el puño)
  2. Mawashi Tsuki Ate o Furi Uchi (circular con el puño en corto)
  3. Suingu Tsuki (golpe en swing)
  4. Soto Tettsui Uchi (golpe desde el exterior con puño de martillo)
  5. Yoko Tettsui Uchi (golpe desde el interior con puño de martillo)
  6. Otoshi Tettsui Uchi (golpe descendente con puño de martillo)
  7. Oyayubi Uchi (golpe con el nudillo del pulgar)
  8. Ura Tettsui Uchi (golpe con el revés del puño de martillo)
  9. Uraken Uchi (golpe con el revés del puño <kentos>)
  10. Shita Uchi o Shita Tsuki (gancho, uppercut)
  11. Keito Uchi (golpe con la base del pulgar)
  12. Kagi Tsuki (golpe en garfio)
  13. Age Tsuki (golpe ascendente con el revés del puño <kentos>)
  14. Naname Tsuki o Ushiro Tsuki (golpe de puño hacia atrás)
  15. Hasami Tsuki (golpe de puño en tijera)
  16. Hasami Tettsui Tsuki (golpe en tijera con puños de martillo)
  17. Morote Ura Tsuki (golpe doble con el revés de los puños)
  18. Hojo Oshi (golpe con el nudillo del meñique reforzado con la otra mano)
  19. Soto Shuto Uchi (golpe exterior con el canto externo de la mano)
  20. Yoko Shuto Uchi (golpe lateral con el canto externo de la mano)
  21. Otoshi Shuto Uchi (golpe descendente con el canto externo de la mano)
  22. Haito Uchi (golpe con el canto interno de la mano)
  23. Seryuto Uchi (golpe con la parte inferior del canto de la mano)
  24. Morote Seryuto Uchi (doble golpe con bordes inferiores del canto de la mano)
  25. Teisho Uchi (golpe circular con la base de la palma)
  26. Hirate Uchi o Barate Uchi (golpe circular con la palma completa)
  27. Haisho Uchi o Haishu Uchi (golpe con el revés de la mano)
  28. Kumade Uchi o Kumade Tsuki (golpe con la mano en "garra de oso")
  29. Washide Uchi (golpe con los dedos en forma de "pico de águila")
  30. Boshi Ken (golpe con la punta del pulgar)
  31. Koken Uchi o Kakuto Uchi (golpe con la muñeca doblada)
  32. Kote Uchi (golpe circular con la muñeca)
  33. Ude Uchi o Haiwan Ude Uchi (golpe circular con el antebrazo)
  34. Mae Empi o Tate Empi Uchi (golpe ascendente con el codo)
  35. Yoko Empi Uchi (golpe lateral con el codo)
  36. Mawashi Empi Uchi (golpe circular con el codo)
  37. Ushiro Empi Uchi (golpe con el codo hacia atrás)
  38. Otoshi Empi Uchi (golpe descendente con el codo)
  39. Otoshi Mawashi Empi Uchi (circular descendente con el codo)
  40. Ushiro Mawashi Empi Uchi (circular ascendente hacia atrás con el codo)
  41. Kata Uchi (golpe con el hombro)
  42. Atama Uchi (golpe con la cabeza)
Aclaraciones:

a) En otras entradas dedicadas a los golpes en corto (Ate Waza) vemos algunas de estas técnicas indirectas. De hecho, existen Atemi de trayectoria rectilínea que, como ya se ha apuntado más arriba, se incluyen en el apartado de Uchi Waza y no en el de Tsuki Waza, a pesar de su posible ambigüedad.

b) Hay Atemi de la lista que según su trayectoria podemos ampliar su nomenclatura colocando la correspondiente partícula delante del nombre, pero que por no extender la enumeración, los he reducido. Ejemplos: Uraken Uchi (Mae, Yoko), Ude Uchi (Soto, Yoko) o Atama Uchi (Mae, Ushiro, Yoko). Igualmente, a la mayoría de las técnicas citadas en la lista se les puede añadir el término Gyaku cuando la realicemos con el brazo contrario al pie adelantado. Ejemplo: (Gyaku) Otoshi Mawashi Empi Uchi (39).

c) Como comento en la entrada dedicada a los golpes de puño (Tsuki Waza), he querido incluir un Atemi circular que en boxeo se conoce como Swing, llamándole Suingu Tsuki (3) en traducción directa de esa palabra anglosajona.

d) Aunque existen ciertos matices en su ejecución, en disciplinas como el Aikido, el Soto Shuto Uchi (19) es conocido como Yokomen Uchi y el Otoshi Shuto Uchi (21) como Shomen Uchi. Ambos nombres procedentes del Kenjutsu.

e) Similar a Kumade Uchi (28) puede resultarnos Yubi Hasami (pellizco con los dedos), adoptando una forma parecida a una garra con los cuatro dedos principales. Esta última no está incluida en el listado por no tratarse de un golpe propiamente dicho.

f) En ciertas escuelas diferencian entre Mae Empi Uchi y Tate Empi Uchi (34), siendo el primero un golpe frontal hacia adelante con el codo y el segundo, ascendente. En nuestro caso no contemplamos el primero por carecer prácticamente de trayectoria, llamando a la técnica Mae Empi Uchi.

g) En la entrada dedicada a loTsuki Waza pudimos ver Atemi tanto directos como indirectos (algunos abordados en esta entrada), pero que siempre están ejecutados con el puño básico o Seiken.

h) Como es natural, en otras Artes Marciales japonesas encontramos muchos de estos golpes, y la mayoría de ellos comparten nomenclatura.

A continuación puede verse un vídeo en el que aparecen todos los Uchi Waza enumerados en la lista anterior y en ese mismo orden.

Raúl Cabral. 


Agradecimientos: Ana Salazar (grabación) y Javier Juliá (Uke).

miércoles, 1 de mayo de 2024

Las 20 Máximas de Gichin Funakoshi.

Gichin Funakoshi
En el año 1938 fue publicado el libro “Karate Do Taikan” donde salían a la luz las 20 Máximas del maestro Gichin Funakoshi, fundador del Karate moderno y primer exponente del estilo Shotokan, escuela madre del estilo Shōtōkāi, que más tarde fundara el maestro Egami.

Como quiera que el Karate Do es ante todo un Arte Marcial; como tal es y debe ser una guía para todos los practicantes que se acerquen a él. Un modelo ético y moral que ayude a encauzar la vida de cualquier karateka.

Funakoshi Sensei -coetáneo de maestros tan conocidos e influyentes como Jigoro Kano, fundador del Judo, y Morihei Ueshiba, que lo fue del Aikido- cambió la idea del Jutsu (Karate Jutsu) por el ideograma , que significa "senda o camino", con el ánimo de profundizar más en los aspectos internos de su Arte Marcial. Budo frente a Bujutsu. Arte Marcial frente a sistema de combate.

Con todo, Funakoshi dejó escritas las 20 Máximas que resumían la citada guía marcial y ética de modo que pudiera resumir su filosofía de vida. Estas son:


1. Karate wa rei ni hajimari, rei ni owaru koto wo wasuruna.
"El Karate empieza y termina con ‘Rei' " (Saludo - Cortesía). 
Que hace mención al respeto que el karateka debe tener con y para el prójimo.

2. Karate ni sente nashi.
2º Precepto
"En Karate no existe el primer ataque ni la primera ofensa."
El Karate Do es un Arte Marcial defensivo, lo cual no quiere decir que no exista la anticipación (Sen Sen No Sen).

3. Karate wa gi no tasuke.
"El Karate debe estar del lado de la justicia."
Uno de los más importantes preceptos. No confundir lo justo con lo legal.

4. Mazu jiko wo shire, shikoshite tao wo shire.
"Antes de intentar conocer a los demás, conócete a ti mismo."
A veces nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos.

5. Gijutsu yori shinjutsu.
"El espíritu es más importante que la técnica."
Como solía decir el maestro Herbert en sus clases: “La técnica vence a la fuerza. El espíritu vence a la técnica". Funakoshi vuelve a dar más importancia a lo interno que a lo externo. A la fuerza interior que a la fuerza puramente física.

6. Kokoro wa hanatan koto wo yosu.
"Siempre se debe liberar la mente.”
Mantener nuestra mente dentro de estrechos confines puede ser un hábito preciso para principiantes, pero llega un momento en el que debemos explorar nuestro potencial elevándonos a un nuevo nivel. 

7. Wazawai wa getai ni shozu.
"Los accidentes nacen del descuido."
Si no hay negligencia, probablemente no haya nada que lamentar.


8. Dojo no mino karate to omou na.
"El Karate no sólo se practica dentro del Dōjō."
Es por esto que no se trata de un simple sistema de combate más o menos efectivo. Hablamos de Budo, de un Arte Marcial completo que nos debe ayudar a formarnos dentro y fuera del tatami.

9. Karate no shugyo wa issho de aru.
"El aprendizaje de Karate es para toda la vida."
9º Precepto
Esto es algo que muchos, por no decir la mayoría de practicantes, no logran entender. Se trata de un aprendizaje de por vida. Nunca se acaba, y nunca debiéramos abandonar, cosa que suele ocurrir frecuentemente.

10. Ara-yuru mono o karate-ka seyo, se soko ni myo-mi ari.
"Al incluir el Karate en la vida diaria, es posible tratar los problemas con el espíritu del Karate."
El maestro Funakoshi era conocido por resolver los problemas de sus convecinos solo con la palabra y la razón.

11. Karate wa yu no goto shi taezu netsudo wo ataezareba moto no mizu ni kaeru.
"El Karate es como el agua hirviendo; si no la mantienes al fuego, se enfría."
Que no viene más que a confirmar el 9º principio.  

12. Katsu kangae wa motsu na makenu kangae wa hitsuyo.
"No pienses en ganar. Piensa más bien en no perder."
Muchas veces, los mejores combates se entablan cuando olvidamos la idea de ganar a toda costa, pero damos lo mejor de nosotros mismos en dicha lucha.

13. Tekki ni yotte tenka seyo.
"Adáptate en función de tu adversario, conócelo y aprovecha sus errores.
El ser humano sobrevive por la adaptación al medio y a los contratiempos. La estrategia y la táctica en el combate son fundamentales. La resiliencia es imperativa.

14. Tatta kai wa kyo-jitsu no soju ikan ni ari.
"La victoria depende de la habilidad de distinguir cuáles son los puntos vulnerables y cuáles los invulnerables" (de sí mismo y del oponente).
Como el anterior principio, este precepto trata de la actitud mental en batalla. 

15. Hito no te ashi wo ken to omoe.
"Piensa en las manos y los pies como si fuesen espadas."
El maestro Egami también repetía este precepto habitualmente, dándole la importancia que merecen los ataques del oponente cuando son reales.

16. Danshi mon wo izureba hyakuman no tekki ari.
"Al salir de casa piensa que un millón de enemigos te esperan."
Como solemos decir en el tatami: hay que estar alerta (estar en Yoi).

17. Kamae wa shoshinsha ni ato wa shizentai.
"Las posiciones son para los principiantes, después las posturas naturales."
Aunque, como acostumbraba a decir el maestro Herbert, debemos volver siempre a la base, refiriéndose al Kihon, a la técnica básica; al final, "la esencia del Karate es la naturalidad", como postulaba Egami Sensei.

18. Kata wa tadashiku jissen wa bettsu mono.
"El Kata es una forma de entrenamiento; un combate real es una circunstancia totalmente diferente."
Nunca debemos confundir el entrenamiento técnico en el Dōjō con la vida real. A colación con este principio podemos recordar el dicho que sugiere que tengamos precaución con lo que creemos que podemos hacer porque quizá no seamos capaces de hacerlo. 

19. Chikara no kyojaku, karada no shinshuku, waza no kankyu wo wasuruna.
"Nunca olvides: la correcta aplicación de la fuerza; la contracción y relajación del cuerpo; la velocidad en las técnicas.”
Aquí se alude a la importancia de la flexibilidad en los métodos de combate. La aplicación de lo expuesto en esta máxima deberá variar en relación con el empleo que el adversario haga de las técnicas. Emplear y retirar la potencia, extender y contraer el cuerpo, ejecutar las técnicas rápida y lentamente son elementos del combate real que deben comprenderse para evitar la derrota.

20. Tsune ni shinen kufu seyo.
"Intenta siempre aplicar correctamente todo lo que has aprendido.”
Este es un buen consejo sobre todo lo anteriormente expuesto, que nos indica que el practicante debe ser continuamente consciente, diligente y hábil, evitando caer en la soberbia o  la pereza, ya que estos defectos lastran nuestro avance. 

Estas máximas que Funakoshi nos regala no deben aplicarse exclusivamente al Karate Dō y al entrenamiento diario, sino a nuestra vida, a la experiencia y a nuestras relaciones sociales.
 
Raúl Cabral. 

sábado, 13 de abril de 2024

Gruppu No Bunkai: Chintei.


Ya vimos en apartados anteriores en referencia al trabajo de Bunkai en grupo, tanto con Katas básicos como superiores, la aplicación de los Katas de esta manera. Ahora es el momento de tratar el Kata Chintei, una interesante “forma” muy asequible para todos los karatekas. Chintei o Chinte (“mano extraña”) es un Kata procedente de China, que entró por Okinawa hasta llegar a Japón, y que fue enseñada por Matsumura al maestro de Funakoshi, Itosu Sensei. De ahí fue pasando de maestros a alumnos hasta nuestros días.

El Kata Chintei se caracteriza por el empleo repetidas veces del Tate Tsuki, del Nihon Nukite y de ciertos movimientos circulares. También es característico la búsqueda de puntos vitales y la retención del cuerpo del oponente con la otra mano procurando hacer más efectivo el golpe de puño o codo.

Como en entradas anteriores, repetiré el sistema de trabajo del llamado Gruppu No Bunkai -creado en el Club Herbert- a modo de recordatorio, y a continuación veremos el vídeo de esta aplicación en grupo.

El Gruppu No Bunkai consiste en, tras decidir la parte de Kata a realizar, colocarse en grupo del siguiente modo: uno irá en el centro, otros dos se pondrán a derecha e izquierda de él, y según el Kata a ejecutar, podrá haber uno detrás e inclusive otro delante. Cada uno se le llamará de una forma. Veamos; Hidari (izquierda), Migi (derecha), Ushiro (detrás) y Mae (delante), de modo que a las órdenes a las que se responderá en el trabajo quedarán así:

>Kata- todo el grupo realizará simultáneamente el fragmento de Kata elegido.

>Hidari- el compañero de la izquierda atacará al central para que éste defienda y realice el contraataque del Kata en cuestión.

>Migi- el de la derecha será ahora quien ataque al del centro con las técnicas del Kata.

>Ushiro- en el caso de haber un ataque desde atrás, como en Heian Nidan, será este elemento el que ejecute la técnica correspondiente desde la espalda del central.

>Mae- la persona más adelantada se volverá inmediatamente oiga la orden, atacando con Atemi o agarre mientras el del centro repele dicho ataque.

En el vídeo que ilustra esta entrada podemos apreciar un total de ocho interacciones con los dos atacantes (cuatro con cada uno, primero siempre el del lado derecho del que se encuentra en el centro y luego el de su lado izquierdo o Hidari). El Kata lo hemos dividido en cuatro partes, de modo que tras ver en la ventana inferior la porción de Chintei de forma individual, observamos las diferentes aplicaciones de dicho Kata con ambos compañeros (Migi: Javier Juliá. Hidari: Gabriel Tena).

Mi agradecimiento, como siempre, a mis alumnos por su excelente trabajo tanto delante de la cámara, como detrás (Ana Salazar y Juan Antonio Arrans).

Raúl Cabral. 

miércoles, 3 de abril de 2024

Tachi Waza: Posiciones.

El maestro Herbert realizando Kokutsu Dachi a inicios de los años 90.
Coincidiendo con el 81º cumpleaños del maestro Herbert (3-4-2024), publicamos aquí una interesante entrada dedicada a las posiciones de nuestro Arte Marcial, ilustrada con un vídeo inédito del Sensei, recuperado no hace mucho y editado recientemente. Aprovecho la ocasión para felicitar desde aquí a nuestro querido maestro.

Con el término Tachi Waza (o Dachi Waza) conocemos a las denominadas posiciones en Karate Dō y en otras disciplinas marciales. Son algo absolutamente fundamental en la realización de cada técnica de nuestro arte, ya sean bloqueos, patadas o golpes realizados con las extremidades superiores y desde luego, luxaciones y proyecciones. Como solía decir el maestro Herbert, "el Karate se hace de la cintura para abajo. El tren superior es fácil de corregir.” Aunque, todos lo entendíamos como un simplismo para explicar la importancia de una buena posición, creo que tenía mucha razón.

Para llevar a cabo cualquiera de estas técnicas es imprescindible tener una forma correcta y un equilibrio corporal adecuado, y para ello las posiciones a adoptar con nuestro tren inferior deben ser también correctas. Todas las Tachi Waza (Shisei en disciplinas como el Judo) deben permitir la movilidad del cuerpo en cualquier momento, manteniéndolo firme pero relajado (especialmente en la ejecución de técnicas enérgicas), sin tensiones superfluas y sin forzar en exceso nuestras articulaciones. 

En tiempos anteriores, especialmente en nuestra escuela Shōtōkāi, solíamos bajar las posiciones más que en otros estilos. Desde hace ya años, procuramos -de manera preventiva- no formar ángulos agudos en las articulaciones que soportan carga, es decir, en las rodillas. Por otro lado, el tronco lo mantendremos vertical (perpendicular al suelo) en cada posición que realicemos, y la cadera la colocaremos de manera adecuada según la técnica a ejecutar. En Shōtōkāi concretamente trabajamos a favor de la técnica (Yun Kaiten).

En el vídeo que vemos bajo estas líneas, podemos observar a Herbert Sensei realizando las principales Tachi Waza (tanto naturales o Shizen Tai como básicas) que se hacen en Karate Dō. Se trata de una grabación inédita del año 2001 que creo interesante compartir con todos.

Las posiciones en cuestión que aparecen -por orden- son:

1. Heisoku Dachi (Shizen Tai). 
2. Musubi Dachi (Shizen Tai).
3. Heiko Dachi (Shizen Tai).
4. Hachiji Dachi (Shizen Tai)
5. Uchi Hachiji Dachi (Shizen Tai).
6. Teiji Dachi (Shizen Tai).
7. Renoji Dachi (Shizen Tai).
8. O Dachi (Shizen Tai).
9. Sanchin Dachi.
10. Hangetsu Dachi.
11. Kiba Dachi.
12. Shiko Dachi.
13. Fudo Dachi.
14. Zenkutsu Dachi.
15. Kokutsu Dachi. 
16. Neko Ashi Dachi.
17. Tsuru Ashi Dachi.
18. Kosa Dachi.
19. Kake Dachi.

Existen otras posiciones naturales (Shizen Tai) que no aparecen en la lista como es Moto Dachi, muy usada en Goshin Jutsu o en la aplicación de técnicas menos tradicionales de Karate, y posiciones empleadas en otras escuelas como Seishan Dachi, Tate Seishan Dachi o Sagiashi Dachi, pero que en nuestro estilo no son habituales.


Y a continuación, una breve felicitación a Herbert por parte de algunos de los actuales alumnos de la escuela. 


Raúl Cabral.

viernes, 15 de marzo de 2024

Osaekomi Waza (Inmovilizaciones).

Hon Kesa Gatame

Con el término Osaekomi Waza nos referimos al control por inmovilización de un oponente (conocido como Uke en Judo), de modo que quede decúbito supino (boca arriba) mientras ejercemos una presión con nuestro cuerpo sobre él, impidiendo que pueda levantarse mientras está inmovilizado.

Etimológicamente podríamos traducir dicho término como “técnicas de entrada hacia abajo” (osae: hacia abajo, komi: entrar, waza: técnica), pero coloquialmente lo traducimos a nuestro idioma como inmovilizaciones.

Al realizar este tipo de técnicas tan características del Judo, pero que se trabajan en otras Artes Marciales como el Brazilian Jiu Jitsu o el Goshin Jutsu (y por tanto en Karate), tenemos que tener en cuenta varios puntos importantes:

  • No debemos concentrar nuestras fuerzas solo en una parte del cuerpo del adversario, sino en todo o casi todo su cuerpo.
  • Tendremos que estar atentos a las reacciones de Uke para poder anticiparnos a sus movimientos.
  • Es imperativo usar la mayor parte de nuestra superficie durante las inmovilizaciones, incluyendo las piernas.
  • Siempre que queramos cambiar de una inmovilización a otra, procuraremos mantener el control de al menos dos de los tres puntos que una técnica de Osaekomi tiene. Hablamos del triángulo formado por hombros y cabeza sobre el suelo.
Por otro lado, cuando somos inmovilizados, si nuestra capacidad técnica y/o física no supera a la de nuestro atacante, intentaremos más de una forma de salida para librarnos de la inmovilización. Si nuestro oponente persiste en el ataque, procuraremos buscar su parte más débil e incluso aprovecharemos su fuerza para voltearlo.

En tanto en cuanto nosotros los karatekas y goshindokas no seguimos ni tenemos por qué seguir las normas y reglas del Judo, del Brazilian Jiu Jitsu o de cualquier deporte de contacto, debemos ser conscientes de que cuando realizamos Osaekomi Waza, existe la posibilidad de que tanto nuestro oponente como nosotros podemos golpear, morder, arañar, pellizcar o atacar a los ojos u otros puntos vulnerables cuando se trate de Defensa Personal real. Esto llevado al tatami con nuestros compañeros se hará con un absoluto control y respeto, pero sin olvidarnos nunca de dicha posibilidad.

Como quiera que las inmovilizaciones que nos interesan (y el modo de hacerlas) difieren en ocasiones de las contempladas por el Kodokan nipón (que es quien tiene la última palabra en el Judo mundial), deberemos adaptar las técnicas a una situación real.

La clasificación de los Osaekomi Waza que propongo quedaría tal que así:
  1. Hon Kesa Gatame (inmovilización básica en bandolera)
  2. Makura Kesa Gatame (inmovilización en bandolera en forma de almohada)
  3. Kuzure Kesa Gatame (variante de la anterior)
  4. Ne Kata Gatame (inmovilización controlando un hombro)
  5. Otoshi Kata Gatame (inmovilización controlando un hombro paralelo a Uke)
  6. Ushiro Kesa Gatame (inmovilización en bandolera invertida)
  7. Yoko Shiho Gatame (inmovilización lateral con cuatro puntos de apoyo)
  8. Tate Shiho Gatame (inmovilización sobre cuatro puntos de apoyo a horcajadas)
  9. Kami Shiho Gatame (inmovilización invertida sobre cuatro puntos de apoyo)
  10. Kuzure Kami Shiho Gatame (variante de la anterior)
  11. Uki Gatame (inmovilización flotante)
  12. Ura Gatame (inmovilización de espaldas)
-Aclaraciones:

a) Al igual que el Kodokan ha unificado las proyecciones Ippon Seoi Nage y Morote Seoi Nage en una sola -Seoi Nage-, la inmovilización Hon Kesa Gatame (1) la ha simplificado eliminando la partícula Hon (lit. raíz, base) del nombre completo. Nosotros la seguiremos usando.

b) Makura Kesa Gatame (2) es una variante de Hon Kesa Gatame (1) muy utilizable en la calle, donde puede haber un suelo irregular con objetos que pueden herirnos mientras estamos tumbados en él. En Defensa Personal Policial se emplea por encima de la forma más básica, recogiendo ambas piernas y colocando la planta del pie más alejado de Uke en el suelo.

c) En Judo no se usa la palabra Ne para nombrar a (Ne) Kata Gatame (4) por no hacerse nunca de pie, pero en Goshin Jutsu o Karate existen ambas versiones.

d) Como apunte, comentar que Tate Shiho Gatame (8) es conocido en Brazilian Jiu Jitsu con el nombre de “Montada” y Yoko Shiho Gatame como "Cien Kilos”.

e) En Kuzure Kami Shiho Gatame (10) las piernas suelen colocarse con ambas rodillas simétricas como en Kami Shiho Gatame (9), aunque también pueden ponerse de otras formas que proporcionen base suficiente como se aprecia en las imágenes.

f) Uki Gatame (11) es una inmovilización híbrida que nace de la evolución de otras técnicas. Un ejemplo habitual es realizarla tras haber intentado ejecutar sin éxito un Ude Hishigi Juji Gatame como vemos en el vídeo.

g) Ura Gatame (12) es una inmovilización propia de Judo, pero que se antoja peligrosa y poco eficaz en Defensa Personal. Aún así, he querido agregarla por pura cultura marcial. Algo similar ocurre con la forma básica de ejecutar Kuzure Kesa Gatame (3), por lo que en las imágenes vemos otra variante controlando ambos brazos.

h) El Kodokan contempla cuatro grupos donde clasifican la totalidad de los Osaekomi Waza, esto es: grupo Kami, grupo Kesa, grupo Tate y grupo Yoko, pero nosotros las concentraremos en uno solo.

En el siguiente vídeo filmado por Ana Salazar y editado por mí vemos, con la ayuda de mi Senpai Javier Juliá, las inmovilizaciones enumeradas más arriba y en ese mismo orden. Están realizadas de un modo más pedagógico que práctico, con la idea de que sean observadas, conocidas y comparadas unas con otras. 

Raúl Cabral. 

sábado, 2 de marzo de 2024

El Compromiso en las Artes Marciales.

9º Principio
El Karate es para toda la vida.

Reza el noveno principio de las 20 Máximas de Funakoshi: “el aprendizaje del Karate es para toda la vida” (Karate no shugyo wa issho de aru) o como me gusta decir a mí de manera más sucinta “el Karate es para toda la vida”. 

Este precepto, tan simple y claro, se me antoja el menos seguido de cuantos promovió el fundador de nuestro Arte. 

Todos los que llevamos años tanto en la enseñanza como entre el alumnado hemos visto entrar y salir de nuestro Dōjō a decenas y decenas de karatekas que, por un motivo u otro, han decidido abandonar la práctica. Unos porque se dan cuenta de que no les llena lo suficiente, otros por incompatibilidades con sus compromisos personales, algunos por los estudios o por el trabajo y hasta los hay que simplemente deciden cambiar de disciplina.

Lo cierto es que, por una cosa o por otra, la mayoría... la inmensa mayoría de hecho, dejan de hacer Karate Dō o el Arte Marcial que decidieron practicar en algún momento de su vida para no volver jamás. Y es que, como decía al principio de este escrito “el Karate es para toda la vida”, pero muchos no llegan a darse cuenta.


Las Artes Marciales son en realidad muy selectivas.

“Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos” suele decirme mi maestro de Goshin y buen amigo Eduardo Pardo Sensei. Y así es; de niño muchas personas comienzan a recibir clases de Karate (o Judo, Taekwondo, Aikido o cualquier otro Arte Marcial), para pasados unos meses o años abandonar al maestro y dejar las clases. Los hay también que inician su andadura por este mundo marcial tras la adolescencia e incluso en la edad adulta, pero tarde o temprano llega el desánimo y la apatía e inevitablemente el abandono.


Las crisis en la vida de un karateka.

Se dice que existen diferentes momentos de crisis según el cinto que se ostenta en cada momento. Podríamos colocar el blanco como el primer escalón; es el momento en el que se empieza y en el que muchos se dan cuenta de que eso no es para ellos. 
Otro momento difícil suele venir con la llegada del cinto verde. Es un grado en el que ya se sabe algo, y aunque la disciplina les ha llenado y satisfecho en cierta medida, puede no haber sido lo suficiente. 
La obtención del cinturón negro (Kuro Obi) es para bastantes practicantes el momento de pensar que ha llegado la hora de dejar la actividad, pero aunque se suele decir que “el cinto negro es un blanco que no se rindió”, en muchas ocasiones es aquí donde se abandona definitivamente. Esto ocurre especialmente cuando se toma el Kuro Obi como fin último y no como un paso más del camino ().


Hay alumnos y hay budokas.

Yo he conocido y entrenado con miles de karatekas y artistas marciales de otras disciplinas que, tarde o temprano han desaparecido del tatami. Algunos, grandes técnicos y/o competidores con buenos palmarés, pero que en cuanto la fase deportiva de su Arte Marcial ha acabado, su compromiso con el “deporte” que practicaban también lo ha hecho.
Un maestro de Karate me dijo una vez que él tenía alumnos que le ayudaban a tener discípulos, entendiendo alumnos como “clientes”. Y parece que el tiempo le ha dado la razón. Definitivamente, no todos los alumnos se implican de igual manera. No todos los alumnos experimentan la misma entrega y es que, como expresa un viejo dicho “cuando el alumno está preparado, llega el maestro” (y no todos llegan a estarlo).


El compromiso de las Artes Marciales.

Las Artes Marciales son duras, y no solo físicamente. Son ante todo, compromiso. Y este extremo es el que no suele estar dispuesto todo el mundo a afrontar.
El Karate es compromiso con la disciplina en sí, pero también con el club al que perteneces (no olvidemos que un Dōjō o un club de Artes Marciales no es un simple gimnasio donde uno va a ponerse en forma sin más). Es compromiso con tus compañeros, con el grado que ostentas y desde luego es compromiso con tu maestro, quien probablemente ha dado de sí todo lo que estaba en su mano para transmitir sus conocimientos y motivar a sus alumnos.


Mi compromiso con el Karate Dō y con las Artes Marciales.

Primero de marzo de 2024: se cumplen 42 años de práctica de Karate Dō Shōtōkāi en la escuela del maestro Herbert. Desde aquel lunes de la primavera de 1982 en el cual comencé mi andadura por el mundo de este gran Arte Marcial, mi compromiso con el Karate en particular, y más adelante con las Artes Marciales en general ha sido firme y constante. 

Después de más de media docena de intervenciones quirúrgicas para poder seguir con mi práctica diaria (en unos días vuelvo a entrar en quirófano), y de decenas de lesiones (unas curadas y otras crónicas), aquí sigo intentando aprender de mis compañeros, alumnos y maestros de otras disciplinas como el Judo, el Aikidō, el Goshin Jutsu o el Tai Jitsu para incorporar tales conocimientos a mi Karate.
Definitivamente, el compromiso con las Artes Marciales es necesario para cualquier budoka

Con el maestro Cáceres y algunos de mis alumnos en mi 42º aniversario (1-3-2024).
Raúl Cabral.

domingo, 18 de febrero de 2024

Curiosidades Sobre el Aikidō.

Fernando A. Cartofiel (Maestro de Aikidō)

Fernando A. Cartofiel es un reconocido maestro de Aikidō y Defensa Personal que suele publicar artículos y escritos sobre esta y otras artes pertenecientes al mundo del Budo. He querido compartir en nuestra página estas líneas desarrolladas por él donde nos habla de algunas características, curiosidades y orígenes de este hermoso Arte Marcial.

CURIOSIDADES SOBRE EL AIKIDO

Un artículo ideal para todos aquellos Kohai (principiantes) que se están iniciando y dando sus primeros pasos en Aikidō y para todos aquellos practicantes de otras Artes Marciales que quieren conocer un poco sobre el mismo. Espero que les guste. 

El Aikidō (合気道) es un Arte Marcial japonés muy popular en todo el mundo. Se trata de un arte filosófico y pacífico, que preserva y se origina en las tradiciones de las antiguas escuelas japonesas y la filosofía Samurai. 


1 – EL OBJETIVO DEL AIKIDO

El principal objetivo del Aikidō es hacer la paz con el enemigo. Es por eso que a través de las distintas técnicas de este arte marcial se busca reducir al oponente sin dañarlo y sin humillarlo. En otras palabras, usar la fuerza del adversario contra sí mismo, sin atacarlo directamente es la base de este arte marcial.


2 – SOBRE EL FUNDADOR DEL AIKIDO

El fundador del Aikidō fue Morihei Ueshiba (1883-1969), aunque los practicantes de este Arte Marcial lo llaman respetuosamente “O Sensei” (gran maestro). Fue un respetado artista marcial que dedicó su vida al estudio de una infinidad de sistemas de combates tradicionales, incluyendo estilos de esgrima japonesa y lanza.


3 – SOBRE LAS ARMAS DEL AIKIDO

Generalmente son seis las armas tradicionales que se usan para la práctica del Aikidō

  • Bokken, sable de madera similar a una katana.
  • , bastón medio de madera de 1,20 cm de altura.
  • Tanken, cuchillo de madera.
  • Tanbo, bastón corto de 55cm de largo. Se utilizan uno o dos.

Después de dominar las armas de madera, el estudiante debe comenzar a entrenarse con las armas verdaderas.

  • Katana, sable tradicional Samurai japonés.
  • Tanto, cuchillo con un filo o con doble filo.

Las armas del Aikidō pueden variar según la escuela. Por ejemplo, en la escuela Iwama Ryu de Sensei Morihiro Saito, las réplicas de Katana en madera (Bokken) suelen tener una punta completamente plana y en algunas practican Shuriken (lanzamientos de objetos cortopunzantes).


4 – SOBRE EL UNIFORME DEL AIKIDO

Para la práctica del Aikidō, los estudiantes visten un Keikogi (ropa de entrenamiento) que recibe el nombre de aikidogi. Es de color blanco que se utiliza en muchas otras artes marciales japonesas como el Karate o el Judo.

El keikogi se compone por una chaqueta (Uwagi), un pantalón (Zubon) y por último un cinturón (Obi), que se ata por la cintura sobre el Uwagi. Los practicantes avanzados que tienen el cinturón negro visten además una Hakama, que es un pantalón-pollera abombado típico como los que usaban los Samurai.


5 – SOBRE SU TÉCNICA PARTICULAR

En el Aikidō se utilizan principalmente técnicas defensivas de inmovilización, palancas y proyecciones. Muchas se hacen con un Atemi (golpe de precisión) para desequilibrar al supuesto oponente.

Las técnicas pueden ir acompañadas de distintos desplazamientos que sirven para esquivar el ataque del oponente y entrar en su centro para inmovilizarlo o proyectarlo.


También se practican técnicas con armas tradicionales como las que mencioné en el punto 3 junto con el entrenamiento de los lances y caídas, para caer correctamente sin lesionarse.


Y justamente, como en las técnicas de Aikidō hay muchas caídas y proyecciones, siempre se entrena sobre un Tatami, que es un piso acolchonado que se usa para que los estudiantes puedan practicar sin lastimarse.


6 – SOBRE LOS SEMINARIOS Y EXHIBICIONES

En Aikidō no hay torneos ni competencias, ya que estas van en contra de sus fundamentos. Sin embargo, usualmente las organizaciones y Dojos suelen dar seminarios o incluso demostraciones abiertas al público donde participan uno o varios senseis invitados para enseñar distintas técnicas.

Estos seminarios son una buena oportunidad para difundir el Arte y para que los practicantes puedan tener la experiencia de entrenar en distintos ambientes.


7 – SOBRE LOS ESTILOS Y LÍNEAS

Si bien el Aikidō en sí es un arte marcial único, hay varias escuelas que fueron creadas por grandes maestros, la mayoría Uchideshis (discípulos directos de O Sensei), que tienen estilos algo distintos. Por ejemplo: la asociación Aikikai que sigue siendo la línea de transmisión sanguínea del fundador, la línea Iwama, la línea Ki Aikido, la línea Yoshinkan, Tomiki, etc. Todas ellas, aunque con sutiles diferencias, siguen siendo parte de la interpretación técnica que le dieron estos Uchideshis a las enseñanzas recibidas por el fundador del Aikidō.


8 – SOBRE PELÍCULAS Y DOCUMENTALES

Hay varias películas de Aikidō donde se puede comprender un poco más sobre este arte marcial. Entre las más conocidas y recomendables está “El poder del Aikido” (Gekitotsu! Aikidō 激突! 合気道). Se trata de una película del año 1975 basada en la juventud de O Sensei, y en la cual se muestra de una manera bastante resumida como fue su paso por los distintos estilos marciales que llegó a practicar y sobre todo cómo llegó a fundar el Aikidō.


También hay algunos documentales bastante interesantes. Uno de ellos es “Artes Letales–Aikidō” de National Geographic. En este documental aparecen los maestros más importantes de este arte y se muestran tanto sus conceptos filosóficos como su historia, e incluso como es el Aikidō en la práctica.


Por otra parte, hay otro documental llamado “Espíritu Samurai: Aikidō”, en el cual un practicante de Karate visita Dojos donde aparecen otros maestros de distintas escuelas.


9 – SOBRE EL SISTEMA DE GRADUACIONES

Al igual que en la gran mayoría de las Artes Marciales japonesas, en el Aikidō se utiliza el sistema de grados, que se divide en Kyū (menores al cinturón negro) y grados Dan (superiores al cinto negro). Se hace para distinguir el nivel de los estudiantes. Si bien pueden variar en algunas escuelas, en general la estructura de grados es la siguiente:

  • Kyū (Equivalente al cinturón blanco)
  • 5º Kyū (Equivalente al cinturón amarillo)
  • 4º Kyū (Equivalente al cinturón naranja)
  • 3º Kyū (Equivalente al cinturón verde)
  • 2º Kyū (Equivalente al cinturón azul)
  • 1º Kyū (Equivalente al cinturón marrón o negro según la escuela)

En algunas escuelas el 1º Kyū equivale al cinturón negro, y 6º Kyū al cinturón blanco con puntas amarillas.


Si bien en la mayoría de los Dojos de Aikidō todos los estudiantes usan un cinturón blanco hasta llegar al cinturón negro, también hay escuelas en donde usan cinturones de colores como en KarateJudo


Luego del sistema de grados Kyū le sigue el sistema de grados Dan, que van del 1º Dan al 10º Dan. Por cierto, a los estudiantes con grados Kyū se les llama Mudansha (無段者), y los que tienen grados Dan, es decir los más avanzados, se les llama Yudansha (有段者).


Luego, dentro de los grados Dan también están las siguientes jerarquías:

  • Fuku Shidoin (Profesor asistente o tutor)
  • Shidoin (Instructor)
  • Shihan (Maestro de maestros)

Este último es un título honorífico para aikidōkas de gran trayectoria en el Arte Marcial que por lo menos tienen el 6º Dan.


10 – SOBRE SUS ORÍGENES E INFLUENCIAS

El Aikidō se desarrolló principalmente en base al estilo Daitō-ryū de Sensei Sokaku Takeda, sin embargo en Aikidō no solo se encuentran las influencias de este estilo en particular, sino que también contiene muchas influencias del Jujutsu (sistema de defensa sin armas), Kenjutsu (esgrima japonesa), Jodo (sistema de combate con palos) y de Sojutsu (sistema de combate con lanza), entre otras variantes.


Justamente estos sistemas pertenecen a las Artes Marciales antiguas de Japón, por lo que no sería raro decir que el Aikidō preserva las distintas bases de los sistemas de combate Samurai. También cabe destacar que O Sensei fue modificando cada una de estas influencias en las técnicas a una versión más pacífica para adaptarlas al Aikidō.


CONCLUSIONES:

Estas son sólo algunas de las caracteristicas más distintivas que conforman el sistema del Aikidō. Espero que este artículo les resulte interesante y sobre todo que sea de utilidad para quienes quieren saber lo básico sobre este maravilloso Arte Marcial.


Fernando A. Cartofiel (Instructor de Aikido y Profesor de Defensa Personal).