buscar en esta web

sábado, 19 de septiembre de 2020

Kata Kanku Sho.


Kanku Sho
 (Kanku: "mirada al cielo”) es así llamado en Shotokan Shōtōkāi, pero 
también es conocido como Kusanku, Chibana No Kusanku, Takemura No Kusanku y Shiho Kusanku entre otros nombres, según el estilo a considerar. Kusanku (o Kosokun), nombrado así en los estilos de Karate Do originales de Okinawa, era el nombre de un diplomático/militar chino que enseñó sus métodos de lucha en la célebre isla. El maestro Gichin Funakoshi, fundador del Karate moderno y de la escuela Shotokan, lo renombró en japonés como Kanku (Sho y Dai).

Kanku Sho fue posiblemente creado por Anko Itosu, uno de los maestros de Funakoshi, y su línea de procedencia es Shuri Te. A esta versión “pequeña” (es lo que "Sho" significa), se le sumaría la versión extendida o grande (“Dai”), e incluso se piensa que existió una tercera -Shiho Kusanku- que apenas ha sobrevivido hasta nuestros días.

Este Kata es bastante exigente desde el punto de vista físico, y también muy contundente, con diversos cambios de ritmo, saltos, desplazamientos en Kae Ashi y Yori Ashi, variedad de posiciones básicas -Kokutsu, Zenkutsu, Kosa Kiba Dachi- y técnicas fuertes -desde Uraken Uchi o Yoko Geri hasta Oi Tsuki pasando por Shuto Uke en caída-. Destacan los Morote Uke iniciales en tres direcciones distintas y los escapes de agarres y defensas contra bastón largo, así como los ataques a extremidades inferiores con mano abierta o Shuto

El maestro José Cáceres del Club Fudoshin, alumno que fuera del maestro Herbert en Sevilla, realiza magistralmente el Kata de Karate Kanku Sho en su versión Shōtōkāi. El vídeo que a continuación vemos está grabado en la primera década del actual siglo en Alcalá de Guadaíra. 

Raúl Cabral.

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Circuitos Pliométricos.

 Empieza un nuevo curso (por el momento “online” debido a la pandemia), y con él, nuevos y antiguos ejercicios de Acondicionamiento Físico que buscan la mejora de la forma física de los alumnos.

En esta ocasión dedicamos la entrada al trabajo pliométrico consistente en repetitivos saltos generalmente  cortos y a gran velocidad, que mejoran la potencia y resistencia de los músculos del tren inferior, aunque en clase hacemos ciertos ejercicios también con el superior.

Como ya vimos en la entrada de junio de 2018, la pliometría admite multitud de formas diferentes de realizar dichos saltos (de hecho, también se pueden combinar con otros en los que se trabaje más lento y con profundidad, como son las zancadas). En el vídeo que ilustra esta entrada podemos apreciar un sencillo circuito realizado en la clase de adultos donde en cada escalera se llevan a cabo saltos distintos. La clave quizá esté en hacerlos variados y no olvidar saltar con la máxima velocidad conforme se encara el inicio de cada escalera pliométrica


Raúl Cabral.